Érase una vez un amateur en La Molina

 

En La Molina una vez no, sino muchas veces. Es una estación de esquí perfecta para dar vuestros primeros pasos con los esquís. Ya que cuenta con dos zonas en exclusiva para los debutantes. Además, de muchas escuelas donde aprender de mano de los mejores profesionales. Y en la que podréis combinar vuestro aprendizaje con otras actividades après- ski, dentro y fuera de la estación. No solo aprenderéis, sino que disfrutaréis del Pirineo Catalán.

Pistas Verdes

La Molina

Las pistas verdes son las destinas a los principiantes. Ya que son pistas muy fáciles, con muy poco desnivel y anchas. Aquí podréis empezar a dar vuestros primeros pasos con total seguridad y con la intención de que le perdáis el miedo. Después ya podréis pasar a las azules. En la cota más baja os encontraréis con la “Zona Debutants”, con gran cantidad de pistas de este tipo. Este será vuestro paraíso. La otra es la “Zona Coll de Pal”, en la cota 2.110 metros. Que también cuenta con muchas pistas verdes. Y si vais con gente de más nivel pero no queréis estar lejos en “Zona Alabau” tenéis una.

 

Escuelas de Esquí

La Molina

Sin duda, la mejor recomendación para los amateurs es la contratación de unas clases de esquí. No solo estaréis en las mejores manos, sino que os podrán aconsejar para que aprendáis a esquiar con total seguridad. Incluso aprenderéis a caer lo mejor posible para no haceros daño. Y es que en este deporte las caídas son continuas al principio. En La Molina encontraréis hasta 12 escuelas de esquí en las que contratar vuestras clases. Y podréis elegir entre clases individuales o colectivas, con gente de vuestro mismo nivel.

 

Actividades en La Molina

La Molina

Dentro de la estación de esquí encontraréis muchas actividades que combinar con los esquís. Y es que lo más recomendable es no machacarse al principio para no cogerle manía. Una buena actividad es la excursión con raquetas de nieve. No solo por lo especial que es caminar por la nieve y descubrir nuevos y bonitos rincones de la estación. Es un buen sistema para coger habilidad en la nieve. Además, no se necesita de ningún conocimiento en especial para realizarla. También hay excursiones en moto de nieve y segway, sin duda, mucho más cómodo.

 

Après-ski

La Molina

El mejor après-ski es el qué más os guste. Pero hay un plan que os va a encantar. Además, es perfecto si habéis estado todo el día encima de los esquís. Y se trata de la visita al spa. Allí os podréis relajar y salir totalmente nuevos para volver a las pistas el día siguiente. La otra forma de coger fuerzas es llenando el estómago. Aquí estáis de suerte, ya que la gastronomía de La Cerdanya es abundante, casera y deliciosa. Sus especialidades son las carnes y platos de cuchara que reviven a un muerto. Así, que reservad ya en alguno de sus restaurantes.

 

Alquiler del material

La Molina

Otra de las recomendaciones para los amateurs es el alquiler del equipo de esquí. Por un lado, porque no es nada económico. Y, por otro, porque no se necesita el mismo al principio que cuando ya controláis más y vais a pistas más difíciles. Tanto dentro como fuera de esta estación de esquí hay varias tiendas donde alquilar todo lo que necesitéis, incluso la ropa. En algunas de ellas hay ofertas por hacerlo con antelación a través de su web. También las hay para familias o grupos de amigos o escolares. Pero la mejor oferta es juntar el alquiler del material de esquí con las clases en la escuela de esquí. Y si además cogéis el paquete de hotel + forfait, ahorraréis un buen pico.

 

Abrigada, transpirable e impermeable

La Molina

Estas son las cualidades que debe tener la ropa que utilicéis para esquiar. Es tan importante como el material. Lo más recomendable es llevar tres capas. Una camisa y pantalón técnicos que sean transpirables. Un jersey o sudadera que sea muy abrigado, para protegeros del frío. Y encima, un anorak y pantalón que sean impermeables, ya que la nieve moja mucho. Además, al principio las caídas son constantes. También es muy importante para los amateurs el uso de casco, así que por nada del mundo os olvidéis de él. Y, por supuesto, utilizad un buen protector solar en cara y labios. Aunque no lo parezca el sol quema mucho.

Además de todo esto debéis sumarle ganas y paciencia. Y así lograréis aprender a esquiar en La Molina, si la gente repite es por algo. Preparad bien la maleta que del resto nos encargamos nosotros.

Artículos relacionados