Planes alternativos al esquí en La Molina

La Molina es una estación de esquí en la que podréis hacer mucho más que esquiar. Y es que ofrece para todos sus visitantes muchos planes alternativos. Como excursiones y paseos para que podáis descubrir todos los rincones de esta estación del Pirineo Catalán. Son auténticas experiencias que compartir con los tuyos para que vuestro paso por aquí sea inolvidable. Ya sea con la familia o con vuestros amigos disfrutaréis como nunca durante vuestras vacaciones en la nieve.

Pisando la nieve

La Molina

Si hay una excursión especial en esta estación de esquí es la que se realiza a lomos de la máquina pisa nieves. Los que la han probado la tachan de inolvidable y única. Y es que podréis admirar y disfrutar de los paisajes del Valle de La Cerdanya. Es ideal tanto para familias como para grupos de amigos, ya que no requiere de ninguna habilidad especial. Además, incluye una bebida bien calentita al final del trayecto. Saldréis del Telesilla de Cap de Comellá inferior, que se encuentra junto a las oficinas centrales de La Molina. Y aquí iniciaréis el deseado recorrido, el cual varía en función de las condiciones de la nieve y el tiempo. Se hace todos los días a partir de las 17h, con un mínimo de 6 personas. Por supuesto, hay que reservar con antelación.

 

Rugen los motores

La Molina

Otra de las excursiones estrella de esta estación de esquí es la de motos de nieve. Les gusta a partes iguales a los amantes del motor como a los que no lo son tanto. Podrás compartir la moto con tu mejor amigo, con tu pareja o tenerla para ti solo. La sensación de libertad que se alcanza al conducir la moto por la nieve es diferente a todo. Por no hablar de poder admirar el paisaje y las montañas llenas de nieve del Pirineo de Gerona. Los más pequeños no las podrán conducir, pero si ir de acompañantes. Iréis acompañados en todo momento por un guía durante todo el recorrido. La duración de estos oscila entre 15’ y 1h30’. También la podréis hacer por la noche. Con la única iluminación de las luces de la moto y de las estrellas. El punto de encuentro es en el Sport Bar Carles Adeserà. Incluye el casco de la moto pero deberéis llevar calzado adecuado para caminar por nieve, ropa deportiva de abrigo y guantes delgados. Para poder disfrutarla deberéis contratarla con antelación.

 

Raquetas en La Molina

La Molina

No se trata de las raquetas que conocemos todos. Si no de unas que se ponen en los pies para poder caminar con facilidad sobre la nieve. Es perfecta para conocer a fondo la estación de esquí a fondo. La excursión la podréis realizar por diferente circuitos o zonas señalizados para tal fin. Aunque lo podréis hacer sin guía, lo más recomendable es ir con él. Ya que se conoce la zona a la perfección. Uno de estos recorridos te lleva hasta la Tosa d’Alp (2527 m). Este es el más fácil y tranquilo, pero te llevará a conocer rincones muy especiales. Y para que terminéis con el mejor sabor de boca os dejarán tomar una bebida caliente en el refugio del Niu de l’Àliga. La excursión incluye guía de montaña, forfait de la telecabina de subida y bajada, raquetas y bastones y el seguro.

 

¡A dos ruedas por La Molina!

La Molina

Una de las excursiones más originales en nieve se realiza en esta estación de esquí. Podréis recorrer parajes y rincones especiales a bordo de un Segway. Estamos acostumbrados a verlos por la ciudad, pero con unas ruedas especiales los podréis probar en la nieve. Son eléctricos y ecológicos, así que no contaminaréis nada. Y, por supuesto, muy divertidos. Podréis hacer circuitos o excursiones entre 15 minutos y 2 horas. Abrigaros bien y disfrutad de la manera más natural de La Molina.

 

Una cena de altura

La Molina

Si queréis cenar de una manera muy única y especial id corriendo a reservar en el refugio del Niu de l’Àliga. Este refugio está situado en la parte más alta de la estación de esquí, a 2.500 metros. Podréis subir con la Telecabina Alp 2500 a las 16:30 o con la máquina pisa nieves a eso de las 17:00. Pero si os quedan energías lo podréis hacer con raquetas o esquí de montaña. A la llegada seréis testigos de las espectaculares vistas y de la puesta de sol de los valles de La Cerdanya, Berguedà y Ripollès. La cena se sirve en torno a las 19:30, muy copiosa, ya que después tendréis el privilegio de hacer el descenso bajo las estrellas. Bajaréis a las 21:00 con antorchas hasta la base de La Molina. Un plan muy especial, para unas vacaciones muy especiales.

Con todos estos fantásticos planes seguro que vuestros días en La Molina van a ser inolvidables. Reservad el hotel + forfait y haced la maleta para disfruta de esta estación de esquí.

 

Artículos relacionados